www.guadanews.es

Revista de Prensa.- El Mundo (LOC)

Disgusto entre los invitados en el cumpleaños de Marta Ortega

Disgusto entre los invitados en el cumpleaños de Marta Ortega

La velada fue empañada por una agria discusión entre Ainhoa Arteta y Arantza Quiroga

domingo 18 de enero de 2015, 11:03h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Ocurrió el pasado sábado en el municipio de Cambre, La Coruña. Una bella y escotada Marta Ortega daba una fiesta por su 31 cumpleaños, justo 10 días después de confirmar su separación del jinete Sergio Álvarez Moya, padre de su hijo Amancio.

Se trató de una convocatoria misteriosa (no era cifra redonda ni había mucho que celebrar) pero, como siempre que organiza algo la zariña, no faltaron a la cita ni el magnate Ortega ni su esposa Flora. Tampoco el nieto. Sí el ex yerno, claro.

Como cabía esperar de la heredera no tan discreta del clan (en comparación con su espartana hermana Sandra), esa noche corrió el champán, los trajes largos y las estolas de piel. El enclave, el pazo de Anceis, donde Marta se casó hace casi tres años con su ya ex marido ante un altar diseñado por Anish Kapoor.

Hasta aquí todo (a)normal. Entre los invitados al cumpleaños, gente de la hípica y gente de Inditex. Del primer círculo destacó la presencia de la soprano Ainhoa Arteta (50 años) y de su marido, el jinete Jesús Garmendia (48). También la de Arantza Quiroga (42), presidenta del PP en el País Vasco, casada con Álvaro Arrieta (42), consejero delegado de Oxer Sport, empresa organizadora de eventos hípicos cuyo accionista mayoritario es el también riquísimo Carles Villarrubí: vicepresidente del Barça, hombre influyente y aficionado a los caballos para quien el jinete Jesús Garmendia trabajó en el pasado.

Garmendia y Arrieta, amigos desde la infancia ya que ambos son oriundos de San Sebastián y entrenaron juntos en la hípica de Loyola, coincidieron en el ascensor del hotel junto a sus respectivas esposas: Ainhoa y Arantza. Allí tuvo lugar el primer encontronazo. Cómplices de ese momento deslizan a LOC que entre los otrora íntimos se inició una acalorada discusión que no zanjaron entonces por la intención de Álvaro Arrieta de no aguarle la fiesta a la hija pequeña de Amancio Ortega.

Ambas parejas fueron trasladadas desde el hotel al pazo en sendos coches de lujo con chófer facilitados por Inditex. Ya en la casona gallega, los cuatro marcaron las distancias. Saludaron efusivamente a la anfitriona y disfrutaron de la velada por separado. Ainhoa Arteta se arrancó a cantarle 'Happy birthday to you' a Marta cual Marilyn Monroe, salvando las distancias. La diva ya interpretó el 'Ave María' de Schubert en la malograda boda de la cumpleañera.

Pasaron las horas y sucedió un episodio desagradable que empañó la fiesta. Ainhoa Arteta se dirigió a Arantza Quiroga y a Álvaro Arrieta para proseguir con la discusión que inició su marido en el ascensor esa misma tarde. Testigos presenciales aseguran a LOC que la soprano increpó a la pareja a la vista de todos los asistentes, que se quedaron con la boca abierta. El disgusto, en especial entre las damas afectadas, se hizo notar.

Este suplemento se ha puesto en contacto con ambos matrimonios para que nos den su versión del asunto, pero ninguno de ellos ha querido hablar. "Se trata de algo personal que no quiero que trascienda", nos ha dicho Ainhoa Arteta. La respuesta de Arantza Quiroga ha sido similar: "No voy a dar información sobre este asunto".

Sin duda, lo sucedido la noche de autos en La Coruña parece el final de la amistad entre el jinete y el empresario. Aunque al parecer, fuentes consultadas por LOC aseguran que el enfriamiento entre Garmendia y Arrieta, que se extiende también a sus respectivas esposas, viene de lejos.

Jesús Garmendia es un conocido jinete donostiarra que está ya fuera del circuito internacional y que se dio a conocer popularmente al casarse con la soprano Ainhoa Arteta en 2013. Ambos tienen un hijo en común, Íker, de 5 años. Ella tiene otra hija (Sarah, de 14), fruto de su primer matrimonio con el barítono Dwayne Croft.

SOL DAURELLA

Garmendia estuvo trabajando para Carles Villarrubí, casado con la también millonaria Sol Daurella, presidenta de la embotelladora de Coca-Cola en España. Villarrubí era propietario hasta hace cuatro años de la cuadra Vidau. El jinete montaba los caballos del matrimonio catalán en concursos y también daba clases tanto a la esposa de Villarrubí como a su hija Carlota, dos buenas amazonas amateurs. Sin embargo, en 2011, el vicepresidente del Barça decidió vender la cuadra. Se especuló que fue porque tenía problemas conyugales con su esposa. También que ella y su hija habían dejado de montar. Villarrubí y Daurella le vendieron a plazos la cuadra a su jinete estrella, Jesús Garmendia, por un buen precio gracias a la larga relación de amistad entre ellos. Si bien, cuentan en su entorno que el trato acabó mal.

Garmendia, que se formó en Francia y también trabajó para la rica familia vasca Recondo (con quienes también acabó mal), ha seguido dando clases y compitiendo a nivel nacional. Y Villarrubí ha proseguido organizando concursos hípicos de alto nivel como el Madrid Global Champions Tour y la Madrid Horse Week, con gran presencia de la la jet internacional como Carlota Casiraghi y Athina Onassis. El hombre de confianza de Villarrubí es Álvaro Arrieta, marido de Arantza Quiroga y ex amigo de Garmendia.

PATROCINADOR

Arrieta, casado con Arantza Quiroga y padre de sus cinco hijos varones, tiene un temperamento fuerte, al igual que Garmendia. Trabajó en la Federación Hípica Española, en Motor Press Ibérica (en la revista 'Ecuestre') y organizó concursos hípicos en San Sebastián y Santander hasta que fue fichado por Villarrubí, amigo de Jordi Pujol. Álvaro Arrieta capta patrocinios para los concursos que organiza Oxer Sport, empresa con sede en Irún y una facturación de casi 3 millones en 2013, pero no interviene en decisiones deportivas. Su enfado con Garmendia es una incógnita, quizá éste le pidió el favor de intermediar en la rescisión de su contrato con los Villarrubí.

Es posible que esa tensión evidente y conocida en los círculos hípicos entre Garmendia y los Villarrubí haya salpicado a su relación con su amigo Arrieta, que sigue trabajando para los catalanes. Una enemistad que ha acabado en drama entre sus esposas, en un episodio que estalló en el momento menos adecuado, el cumpleaños de Marta Ortega.

La celebración, en cualquier caso, era sospechosa desde el principio. Aparte de los invitados de Inditex, entre ellos Juan Carlos Rodríguez (ex director general) y su hijo, que son tío y primo de Marta por parte de Flora Pérez, llamó la atención la asistencia de varias personas relacionadas directamente con Sergio Álvarez Moya, ex de Marta y gran ausente a la cita. No faltaron a la fiesta ni Juan Turrero, veterinario del equipo de salto, ni Álvaro Díaz, jinete y cómplice de las correrías nocturnas de Sergio. Curiosamente, estos dos hombres estuvieron esta Nochevieja en Baqueira Beret junto al ex yerno de Amancio Ortega justo cuando se anunció su separación de Marta.

A muchos les sorprendió su presencia, ya que la ruptura de la pareja no ha sido tan amistosa y estos señores están del bando de Sergio. Entre otros de los asistentes, destacaron Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia, y su supuesta novia, Eva María Cárdenas, directora de Zara Home. Natalia Golding, hija del dueño del Parque Warner; Beatriz Daurella, sobrina de Sol Daurella y amazona; Jaime Guimaraens, profesor de hípica en Casas Novas y los jinetes Jesús Baamonde, Gonzalo Añón, Carlos López-Fanjul y Eduardo Álvarez Aznar.

Menos mal que aquella noche no había luna llena.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios
Portada | Hemeroteca | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Guadanews S.L.
C.P: 19001 - Calle Francisco Cuesta Numero 9
España / Guadalajara Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8