www.guadanews.es
Cogolludo consolida sus Jornadas Palaciales con una II edición llena de propuestas culturales y de ocio
Ampliar

Cogolludo consolida sus Jornadas Palaciales con una II edición llena de propuestas culturales y de ocio

Por REDACCION
x
redaccionguadanewses/9/9/19
domingo 09 de octubre de 2022, 19:15h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

En la que se ha puesto en valor tanto el Palacio Ducal, primer monumento renacentista de España, como el entorno y valores turísticos, y se ha dado lectura, como ya ocurriera el año pasado, a la carta que escribe don Luis de la Cerda, I Duque de Medinaceli a su tío el Cardenal Mendoza. Fechada en la villa de Cogolludo a 19 de marzo de 1493, es el primer documento escrito que confirma el descubrimiento de América. El Ayuntamiento de Cogolludo quiere convertir su historia y la divulgación de la cultura en un activo turístico y económico, y por eso ha vuelto a apostar por la convocatoria de este evento, que le abre las puertas al otoño turístico serrano.

MIRA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS

Cogolludo, en el maravilloso escenario histórico de su Plaza Mayor y del Palacio de los Duques de Medinaceli, ha vivido este fin de semana unas intensas jornadas palaciales, con una programación diferente, sorprendente y novedosa en muchos de sus epígrafes, y siempre relacionada con la cultura. “El tiempo, este fin de semana, ha acompañado, y las II Jornadas Palaciales ya son un hito más a la hora de promocionar la cultura en Cogolludo. Queremos especializarnos precisamente en divulgar la cultura, en la recreación histórica, que es de lo que vive Cogolludo, aprovechando este marco y los monumentos y recursos turísticos con los que contamos. Nuestra intención es que las Jornadas Palaciales abran, con buen pie, una exitosa campaña turística de otoño”, señala Juan Alfonso Fraguas, alcalde de Cogolludo.

En su segunda edición, se han desarrollado en tres días consecutivos, 7, 8 y 9 de octubre. En la jornada del viernes, la historiadora cogolludense Ruth Martínez, hizo una presentación de su libro sobre Isabel de Castilla y Aragón. “Hubo mucho interés por conocer a esta figura que sirve de puente entre la Edad Media y el Renacimiento, en la época de los Reyes Católicos. Su vida fue corta, solo 28 años, pero muy intensa. Garantizó la paz con Portugal, contrayendo matrimonio con los sucesivos herederos portugueses para afianzar la política exterior de los Reyes Católicos. Heredó y consolidó la unión ibérica antes de Felipe II, pero las circunstancias de una vida azarosa no le dejaron poner en práctica la ejecución final de su proyecto”, resumía la historiadora.

Javier Segura, informador turístico y coorganizador de las jornadas junto al escritor León Arsenal, y a su compañera en la oficina de Turismo, Sandra Martín, se encargaba, a continuación de reivindicar la figura histórica de otro gran personaje, no suficientemente conocido, como fue Juan Sebastián Elcano, marino español que completó la primera circunnavegación ininterrumpida del mundo. En septiembre de 2022 se han cumplido 500 años de su llegada de vuelta al puerto de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

Con un argumento similar, se inauguraba, en el salón rico del Palacio Ducal de Cogolludo, una exposición de mapas históricos. León Arsenal fue explicando, sobre distintos mapas de América cómo los españoles se fueron asentando allí a lo largo de los siglos. “Bajo el nombre de 'Fronteras y exposiciones', lo que hemos pretendido con esta muestra es devolver a la memoria de nuestro país el enorme esfuerzo explorador y conquistador de los siglos XVI al XVIII. Conviene recordar que más de un cuarto del globo terráqueo fue cartografiado por españoles. El esfuerzo expedicionario, tanto por razones económicas o expansivas, como defensivas y también científicas, fue enorme”, explicaba Arsenal.

Por la noche, la organización programó también una actividad lúdica, especialmente pensada para los niños, que tuvo gran éxito. Cerca de un centenar de chavales, de Cogolludo y sus pedanías, participaron en una Scape Room. Con armas de luz infrarroja, los aguerridos guerreros debían cazar “demonios” -sus padres- disfrazados con las máscaras que se habían fabricado en la Ludoteca El Arbolito en los días pasados.

Posteriormente, y para finalizar la jornada del viernes, hubo contemplación guiada de las estrellas. Y, aunque la noche empezó cerrada, finalmente abrió el cielo, contribuyendo así al éxito de la Jornada. Los asistentes pudieron, con ayuda de telescopios, escuchar bellas historias mitológicas, para después contemplar la bóveda celeste en todo su esplendor serrano, para lo que se apagaron todas las luces de la Plaza Mayor.

La jornada del sábado comenzaba con la lectura de la Carta de Colón, escrita por don Luis de la Cerda, I Duque de Medinaceli, a su tío el Cardenal Mendoza. “Se trata del primer documento escrito en el que se da cuenta del descubrimiento de América, y, por ello, queremos ponerla en valor con su lectura anual”, explica Javier Segura. La Carta está fechada en la villa de Cogolludo a 19 de marzo de 1493, y se encuentra en el Archivo Nacional de Simancas (Valladolid), si bien el Ayuntamiento de Cogolludo cuenta con una fidedigna reproducción que se expone en el Palacio Ducal, junto a su traducción literal.

En ella se dice que el duque ha alojado a Cristóbal Colón dos años en su casa, que partió hace 8 meses hacia las Indias, que ha regresado desde Lisboa, superando una enorme tempestad a su vuelta, y que ha hallado todo lo que buscaba.

En las Jornadas Palaciales de 2022 le dio lectura la periodista Rebeca Gutiérrez. “Ha sido un placer compartir la mañana con cogolludenses y visitantes en las II Jornadas Palaciales, maravillosas, plenas de actos y de representaciones históricas, y dar lectura al primer documento que se conserva del descubrimiento de América por parte de Colón, hecho de gran importancia histórica que no tiene aún suficiente visibilidad. Estoy encantada de contribuir a la causa”, señalaba la locutora. Musicalmente, la jornada la abrió la joven cantante cogolludense Ana Pérez, interpretando la canción renacentista 'En La Fuente del Rosel', a capela.

Sobre el escenario, ubicado en la fachada del Palacio, Manuel Avrillon, dio una lección práctica sobre el uso del bastón como arma, extendiendo así las actividades que sobre esgrima ya se programaron el año pasado, y también en este. Manuel explicó que el bastón que se ha utilizado, tradicionalmente, para entrenar el manejo de la lanza “en Sumeria, Egipto, y en general en todas las culturas, hasta el siglo XIX. De hecho, todavía hoy existen los cuerpos de alabarderos”, señalaba. El bastón, biomecánicamente, educa las líneas de fuerza, el equilibrio y el posicionamiento corporal, para luego manejar una lanza, según explicó Avrillon.

Una de las mejores voces de Guadalajara, la del escritor y actor pastranero Javier Gumiel, dio lectura a algunas de las poesías más conocidas del Siglo de Oro español. Partiendo de una selección inicial de 20 poetas, conocidos y no tanto, el rapsoda recitó una selección de textos cortos y más largos de estos autores. Su voz inconfundible repasó algunos versos inolvidables de Garcilaso de la Vega, López de Vega, Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz o de Feliciana Enríquez. Así, se revindicó también el pasado literario de Cogolludo, adonde solía acudir Quevedo huyendo de sus cuitas madrileñas, por ejemplo. En el ambiente palaciego de la villa ducal, Gumiel mostró en público su interpretación de lo que el poeta pudo sentir al escribir sus rimas.

Para terminar la jornada del sábado por la mañana, al filo de las dos de la tarde, tenía lugar el “Juicio” al ensayo 66 fechas cruciales en la historia de España, de L. Arsenal y H. Sanchiz. Sobre el escenario, los dos autores reflexionaron sobre las 66 fechas cruciales en la Historia de España es un recorrido a través de momentos que constituyeron una encrucijada para la misma, y expusieron sus teorías sobre que hubiera podido pasar de haber cambiado algunos acontecimientos.

Siete voluntarias de la Asociación de Mujeres de Cogolludo se encargaron de alimentar a las tropas de los tercios españoles y resto del personal de atrezo que se acercaron a participar en las Jornadas Palaciales. Para ellos, cocinaron unas suculentas migas castellanas, empleando en ello siete kilos de pan, cinco de uvas, dos kilos de torreznos, otro de picadillo, y uno de ajos, con su cantidad justa de grasa.

En la jornada de tarde, Santiago Marín, instructor y presidente de la Asociación Sala de Armas Princesa de Éboli en Guadalajara, dio una clase introductoria a la esgrima con espada ropera, en la que explicó conceptos básicos sobre como coger apropiadamente el arma, colocarse en la postura debida, “a la española”, o como hacer una estocada o un tajo para que el público viera cómo se manejaba un arma.

Moisés Ayuso, joven contrabajista de ascendencia cogolludense, seleccionó e interpretó al contrabajo cuatro piezas salteadas de la Edad Moderna. Comenzó con la sonata para contrabajo en sol menor de Beethoven. “Aunque sentó las bases del romanticismo, Beethoven un clásico”, señalaba el músico. A continuación tocó La Sarabande de Frank Simandl, y dos piezas de Henry Eccles. Las Jornadas también permitieron a la audiencia a conocer algo más sobre la historia del contrabajo. Como todos los instrumentos de cuerda, el origen del contrabajo está en los trovadores de la Edad Media. La llamada viola de gamba es precisamente el origen del contrabajo y del violonchelo. Tuvo su punto álgido en el renacimiento y en el barroco. Tenía trastes y distintas tallas, y la talla más grande, el violone, es el precursor del contrabajo.

Para terminar la tarde, León Arsenal glosó las figuras de Isabel Barreto y de Juan Sebastián Elcano. Barreto (Pontevedra, 1567 - ?, 1612) está considerada la primera mujer que ostentó el cargo de almirante en la historia de la navegación. Fue esposa del navegante Álvaro de Mendaña, patrón de varias expediciones por el océano Pacífico y descubridor de las islas Salomón y las islas Marquesas, a quien acompañó en su último viaje en busca de la tierra austral. Llegaron hasta las Islas Salomón, pero no lograron alcanzar Australia. Mendaña murió y su esposa hizo frente a la oposición de los lugartenientes de su difunto marido, que aspiraban a hacerse con el mando de la flota. Se impuso y se convirtió en la almirante de una flota que acabaría regresado a América. Su legitimidad fue reconocida por el rey de España, Felipe III.

Según explicó el divulgador científico, las figuras de Magallanes y de Juan Sebastián Elcano están desdibujadas por la tendencia a los olvidos históricos de los españoles, y también por las miserias nacionalistas. “Para ciertos sectores nacionalistas portugueses, Magallanes fue, durante siglos, un traidor. Son los mismos que ahora reivindican que esa expedición fue portuguesa, cuando en realidad la fletó la corona española”, señala. Ambos tuvieron grandes aspiraciones. Magallanes tenía como misión llegar a las Islas Molucas y volver, encontrando así una ruta desde los territorios españoles hacia el oeste. Cuando murió, Elcano impuso su criterio y volvió, enfrentándose a grandes peligros, por el Este, capitaneando la primera expedición que dio la vuelta al globo.

En la jornada de hoy, domingo, se abría con la charla “China-Filipinas-Nueva España-España”, prestando especial atención a la historia de los churros e incluyendo su degustación a precios populares para los asistentes. En la misma línea que el día anterior, se producía, a continuación una exhibición del manejo de la navaja española y un taller de costura de vestimentas de época. La clausura de estas II Jornadas Palaciales 2022, tuvo también un matiz musical. Ana Pérez interpretó la cántiga 'Rodrigo Martínez', una canción anónima del Renacimiento musical español (s. XV).

Cogolludo, en el maravilloso escenario histórico de su Plaza Mayor y del Palacio de los Duques de Medinaceli, ha vivido este fin de semana unas intensas jornadas palaciales, con una programación diferente, sorprendente y novedosa en muchos de sus epígrafes, y siempre relacionada con la cultura. “El tiempo, este fin de semana, ha acompañado, y las II Jornadas Palaciales ya son un hito más a la hora de promocionar la cultura en Cogolludo. Queremos especializarnos precisamente en divulgar la cultura, en la recreación histórica, que es de lo que vive Cogolludo, aprovechando este marco y los monumentos y recursos turísticos con los que contamos. Nuestra intención es que las Jornadas Palaciales abran, con buen pie, una exitosa campaña turística de otoño”, señala Juan Alfonso Fraguas, alcalde de Cogolludo.

En su segunda edición, se han desarrollado en tres días consecutivos, 7, 8 y 9 de octubre. En la jornada del viernes, la historiadora cogolludense Ruth Martínez, hizo una presentación de su libro sobre Isabel de Castilla y Aragón. “Hubo mucho interés por conocer a esta figura que sirve de puente entre la Edad Media y el Renacimiento, en la época de los Reyes Católicos. Su vida fue corta, solo 28 años, pero muy intensa. Garantizó la paz con Portugal, contrayendo matrimonio con los sucesivos herederos portugueses para afianzar la política exterior de los Reyes Católicos. Heredó y consolidó la unión ibérica antes de Felipe II, pero las circunstancias de una vida azarosa no le dejaron poner en práctica la ejecución final de su proyecto”, resumía la historiadora.

Javier Segura, informador turístico y coorganizador de las jornadas junto al escritor León Arsenal, y a su compañera en la oficina de Turismo, Sandra Martín, se encargaba, a continuación de reivindicar la figura histórica de otro gran personaje, no suficientemente conocido, como fue Juan Sebastián Elcano, marino español que completó la primera circunnavegación ininterrumpida del mundo. En septiembre de 2022 se han cumplido 500 años de su llegada de vuelta al puerto de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

Con un argumento similar, se inauguraba, en el salón rico del Palacio Ducal de Cogolludo, una exposición de mapas históricos. León Arsenal fue explicando, sobre distintos mapas de América cómo los españoles se fueron asentando allí a lo largo de los siglos. “Bajo el nombre de 'Fronteras y exposiciones', lo que hemos pretendido con esta muestra es devolver a la memoria de nuestro país el enorme esfuerzo explorador y conquistador de los siglos XVI al XVIII. Conviene recordar que más de un cuarto del globo terráqueo fue cartografiado por españoles. El esfuerzo expedicionario, tanto por razones económicas o expansivas, como defensivas y también científicas, fue enorme”, explicaba Arsenal.

Por la noche, la organización programó también una actividad lúdica, especialmente pensada para los niños, que tuvo gran éxito. Cerca de un centenar de chavales, de Cogolludo y sus pedanías, participaron en una Scape Room. Con armas de luz infrarroja, los aguerridos guerreros debían cazar “demonios” -sus padres- disfrazados con las máscaras que se habían fabricado en la Ludoteca El Arbolito en los días pasados.

Posteriormente, y para finalizar la jornada del viernes, hubo contemplación guiada de las estrellas. Y, aunque la noche empezó cerrada, finalmente abrió el cielo, contribuyendo así al éxito de la Jornada. Los asistentes pudieron, con ayuda de telescopios, escuchar bellas historias mitológicas, para después contemplar la bóveda celeste en todo su esplendor serrano, para lo que se apagaron todas las luces de la Plaza Mayor.

La jornada del sábado comenzaba con la lectura de la Carta de Colón, escrita por don Luis de la Cerda, I Duque de Medinaceli, a su tío el Cardenal Mendoza. “Se trata del primer documento escrito en el que se da cuenta del descubrimiento de América, y, por ello, queremos ponerla en valor con su lectura anual”, explica Javier Segura. La Carta está fechada en la villa de Cogolludo a 19 de marzo de 1493, y se encuentra en el Archivo Nacional de Simancas (Valladolid), si bien el Ayuntamiento de Cogolludo cuenta con una fidedigna reproducción que se expone en el Palacio Ducal, junto a su traducción literal.

En ella se dice que el duque ha alojado a Cristóbal Colón dos años en su casa, que partió hace 8 meses hacia las Indias, que ha regresado desde Lisboa, superando una enorme tempestad a su vuelta, y que ha hallado todo lo que buscaba.

En las Jornadas Palaciales de 2022 le dio lectura la periodista Rebeca Gutiérrez. “Ha sido un placer compartir la mañana con cogolludenses y visitantes en las II Jornadas Palaciales, maravillosas, plenas de actos y de representaciones históricas, y dar lectura al primer documento que se conserva del descubrimiento de América por parte de Colón, hecho de gran importancia histórica que no tiene aún suficiente visibilidad. Estoy encantada de contribuir a la causa”, señalaba la locutora. Musicalmente, la jornada la abrió la joven cantante cogolludense Ana Pérez, interpretando la canción renacentista 'En La Fuente del Rosel', a capela.

Sobre el escenario, ubicado en la fachada del Palacio, Manuel Avrillon, dio una lección práctica sobre el uso del bastón como arma, extendiendo así las actividades que sobre esgrima ya se programaron el año pasado, y también en este. Manuel explicó que el bastón que se ha utilizado, tradicionalmente, para entrenar el manejo de la lanza “en Sumeria, Egipto, y en general en todas las culturas, hasta el siglo XIX. De hecho, todavía hoy existen los cuerpos de alabarderos”, señalaba. El bastón, biomecánicamente, educa las líneas de fuerza, el equilibrio y el posicionamiento corporal, para luego manejar una lanza, según explicó Avrillon.

Una de las mejores voces de Guadalajara, la del escritor y actor pastranero Javier Gumiel, dio lectura a algunas de las poesías más conocidas del Siglo de Oro español. Partiendo de una selección inicial de 20 poetas, conocidos y no tanto, el rapsoda recitó una selección de textos cortos y más largos de estos autores. Su voz inconfundible repasó algunos versos inolvidables de Garcilaso de la Vega, López de Vega, Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz o de Feliciana Enríquez. Así, se revindicó también el pasado literario de Cogolludo, adonde solía acudir Quevedo huyendo de sus cuitas madrileñas, por ejemplo. En el ambiente palaciego de la villa ducal, Gumiel mostró en público su interpretación de lo que el poeta pudo sentir al escribir sus rimas.

Para terminar la jornada del sábado por la mañana, al filo de las dos de la tarde, tenía lugar el “Juicio” al ensayo 66 fechas cruciales en la historia de España, de L. Arsenal y H. Sanchiz. Sobre el escenario, los dos autores reflexionaron sobre las 66 fechas cruciales en la Historia de España es un recorrido a través de momentos que constituyeron una encrucijada para la misma, y expusieron sus teorías sobre que hubiera podido pasar de haber cambiado algunos acontecimientos.

Siete voluntarias de la Asociación de Mujeres de Cogolludo se encargaron de alimentar a las tropas de los tercios españoles y resto del personal de atrezo que se acercaron a participar en las Jornadas Palaciales. Para ellos, cocinaron unas suculentas migas castellanas, empleando en ello siete kilos de pan, cinco de uvas, dos kilos de torreznos, otro de picadillo, y uno de ajos, con su cantidad justa de grasa.

En la jornada de tarde, Santiago Marín, instructor y presidente de la Asociación Sala de Armas Princesa de Éboli en Guadalajara, dio una clase introductoria a la esgrima con espada ropera, en la que explicó conceptos básicos sobre como coger apropiadamente el arma, colocarse en la postura debida, “a la española”, o como hacer una estocada o un tajo para que el público viera cómo se manejaba un arma.

Moisés Ayuso, joven contrabajista de ascendencia cogolludense, seleccionó e interpretó al contrabajo cuatro piezas salteadas de la Edad Moderna. Comenzó con la sonata para contrabajo en sol menor de Beethoven. “Aunque sentó las bases del romanticismo, Beethoven un clásico”, señalaba el músico. A continuación tocó La Sarabande de Frank Simandl, y dos piezas de Henry Eccles. Las Jornadas también permitieron a la audiencia a conocer algo más sobre la historia del contrabajo. Como todos los instrumentos de cuerda, el origen del contrabajo está en los trovadores de la Edad Media. La llamada viola de gamba es precisamente el origen del contrabajo y del violonchelo. Tuvo su punto álgido en el renacimiento y en el barroco. Tenía trastes y distintas tallas, y la talla más grande, el violone, es el precursor del contrabajo.

Para terminar la tarde, León Arsenal glosó las figuras de Isabel Barreto y de Juan Sebastián Elcano. Barreto (Pontevedra, 1567 - ?, 1612) está considerada la primera mujer que ostentó el cargo de almirante en la historia de la navegación. Fue esposa del navegante Álvaro de Mendaña, patrón de varias expediciones por el océano Pacífico y descubridor de las islas Salomón y las islas Marquesas, a quien acompañó en su último viaje en busca de la tierra austral. Llegaron hasta las Islas Salomón, pero no lograron alcanzar Australia. Mendaña murió y su esposa hizo frente a la oposición de los lugartenientes de su difunto marido, que aspiraban a hacerse con el mando de la flota. Se impuso y se convirtió en la almirante de una flota que acabaría regresado a América. Su legitimidad fue reconocida por el rey de España, Felipe III.

Según explicó el divulgador científico, las figuras de Magallanes y de Juan Sebastián Elcano están desdibujadas por la tendencia a los olvidos históricos de los españoles, y también por las miserias nacionalistas. “Para ciertos sectores nacionalistas portugueses, Magallanes fue, durante siglos, un traidor. Son los mismos que ahora reivindican que esa expedición fue portuguesa, cuando en realidad la fletó la corona española”, señala. Ambos tuvieron grandes aspiraciones. Magallanes tenía como misión llegar a las Islas Molucas y volver, encontrando así una ruta desde los territorios españoles hacia el oeste. Cuando murió, Elcano impuso su criterio y volvió, enfrentándose a grandes peligros, por el Este, capitaneando la primera expedición que dio la vuelta al globo.

En la jornada de hoy, domingo, se abría con la charla “China-Filipinas-Nueva España-España”, prestando especial atención a la historia de los churros e incluyendo su degustación a precios populares para los asistentes. En la misma línea que el día anterior, se producía, a continuación una exhibición del manejo de la navaja española y un taller de costura de vestimentas de época. La clausura de estas II Jornadas Palaciales 2022, tuvo también un matiz musical. Ana Pérez interpretó la cántiga 'Rodrigo Martínez', una canción anónima del Renacimiento musical español (s. XV).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Portada | Hemeroteca | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Guadanews S.L.
C.P: 19001 - Calle Francisco Cuesta Numero 9
España / Guadalajara Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8