www.guadanews.es
INTERVIU El chaleco es cosa de hombres

INTERVIU El chaleco es cosa de hombres

Por REDACCION
x
redaccionguadanewses/9/9/19
jueves 08 de septiembre de 2016, 21:04h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Problemas para acceder a la pistola, opresión en el pecho y poca efectividad si reciben un tiro. Son algunos de los problemas que denuncian mujeres policías y guardias civiles a las que obligan a usar chalecos antibalas diseñados para hombres.

Llevan años exigiendo una protección adaptada al cuerpo femenino, pero llega con cuentagotas y, en ocasiones, se trata de meras adaptaciones del chaleco masculino ampliadas con unas simples tiras de velcro. Los chalecos antibalas que nos obligan a usar nos tapan el acceso al arma y a los grilletes. Y si nos queda grande, el impacto de un tiro sería mayor porque la bala entraría deshecha en el cuerpo”, explica Pilar Villacorta, secretaria de la Mujer de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y única vocal mujer del Consejo de la Guardia Civil, donde defiende los derechos de sus compañeras: “Alguien tendría que recordar a los generales que las mujeres guardias civiles también tenemos tetas –dice–, que tenemos necesidades específicas y que no nos vale la talla S del chaleco masculino”. Villacorta, que lleva 24 años en el instituto armado, afirma que todo se debe a “un problema de perspectiva de género”: “Estamos en un sistema encastrado en el ámbito militar que ha llegado al extremo de la compañera de Salamanca que se compró un chaleco para preservar su seguridad pensando en sus dos hijos y ha acabado en un juicio militar por insubordinación”.

De los 80.000 guardias civiles que hay en España, 5.069 son mujeres.

“La adquisición de este material supondría un coste mínimo”, recalca la vocal, que actualmente trabaja en el Seprona. El mes pasado, durante un control policial, la agente encausada, que prefiere no hacer declaraciones, pidió a su oficial usar un chaleco propio que le había costado unos 500 euros y que ya había utilizado otras veces ante la carencia de un chaleco antibalas femenino de dotación oficial. Su superior se lo prohibió, pese a que el chaleco masculino le impide acceder a la pistola reglamentaria. La agente, con 24 años en la Guardia Civil, y actualmente de baja psicológica, decidió usarlo pese a todo. Su decisión ha derivado en un procesamiento por un delito militar de insubordinación.

Todos los contenidos de interviú, en nuestra edición digital. http://www.interviu.es/

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios
Portada | Hemeroteca | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Guadanews S.L.
C.P: 19001 - Calle Francisco Cuesta Numero 9
España / Guadalajara Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8