www.guadanews.es
Los versos sueltos de Natalia : Besos escondidos, inacabados

Los versos sueltos de Natalia : Besos escondidos, inacabados

jueves 08 de abril de 2021, 08:04h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

La llama de la vela se tambalea esa noche, pero no es el aire lo que la obliga a moverse, ya que en esa habitación cerrada es inexistente, solo su respiración agitada la zarandea y almas incorpóreas que susurran a su alrededor la utilizan para expresarse sin voz y a través de su fuego trémulo se comunican con ella. No sabe el porqué, pero sus voces, solo audibles para ella, alivian el vacío que se ha comenzado a construir en su interior, consolando nimiamente lo inconsolable.

La comida se enfría en el plato, y cambia de color, el blanco de la salsa se vuelve amarillento, el aceite se desliga y se separa dando un aspecto grotesco y poco apetecible al bodegón. Aparta el plato, atrapa con brusquedad la copa de vino y se la bebe de un solo trago, calmando el frío que ha ocupado su pecho después de escuchar sus crueles palabras de definitiva despedida, haciendo un boca a boca a sus pulmones que se han quedado sin huelgo.

Deja una marca de carmín en el borde de la copa, marca que tendría que haber dejado en sus labios con un beso largo y con lengua, pero que ya nunca va a dar porque esos labios ya no son suyos, sino de otra mujer de cara anodina.

Los besos permanecen dentro, escondidos, inacabados.

No sabe nada de ella, no sabe como habla, ni como camina, ni conoce su despertar en la noche cuando por la oscuridad los miedos atrapan y los fantasmas murmuran. Tampoco sabe si arrastra los pies descalzos hasta la cocina, sin reparar en el quejido de la madera que se despereza, para terminar la botella de vino que se quedó a medias después de una cena romántica llena de promesas de amor y miradas que pretenden cautivar.

Lo único que sabe es que ha robado lo que era suyo.

Ha robado sus besos, sus torpes caricias, la almohada sobre la que descansa su pelo ya salpicado por las canas, sus pies buscando los suyos para templar el frío de tantos inviernos, sus palabras ininteligibles garabateadas en una carta de amor pegada a un ramo de rosas rojas plagadas de espinas, el viejo sillón de terciopelo floreado en el que ella se sentaba demasiado cerca de la chimenea, sin importarle que se le enrojeciera la cara, acalorada mientras leía hasta quedarse dormida, el libro caía entonces abandonado por sus manos sobre la alfombra de seda blanca que no emitía queja alguna, resignada a sus siestas a deshora.

También ha robado el rincón donde ella cada tarde dibujaba el mar en calma y solitario, sin peces ni barcos, y el jardín donde bailaba a la luz de la luna de cualquier noche en la que solo la música y su risa vestían el silencio. Murciélagos despistados, sin rumbo fijo, vagaban en esas noches de verano que iluminaban dos velas blancas cuyas llamas temblaban ligeramente por el tímido aire del estío.

Mastica las lágrimas y se las traga por dignidad y le regala una última mirada de desdén tras la que se esconde un precipicio inmenso de escarpados desengaños.

Muy abajo, mucho más, el vértigo que provoca el mar solitario cuando rompe furioso sobre las rocas de un acantilado, permanece impasible, impertérrito a su desolación y al final desgarrador de un tiempo pasado.

Camina alejándose de él, sabiendo que cuando ella lama su cuerpo es su lengua húmeda la que va a imaginar.

Cuando ella lo monte despacio, sin prisa alguna, intentando atrapar su alma, será su cara la que vea dibujada en la oscuridad, sin importar que solo exista en su recuerdo.

Que la melena que lo arañe en sus sueños será la suya, oscura, rizada y rebelde, siempre incisiva, dando incesantes e interminables caricias, a mordiscos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Guadanews S.L.
C.P: 19001 - Calle Francisco Cuesta Numero 9
España / Guadalajara Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8