www.guadanews.es
Los socialistas se desmarcan de la Constitución Española en Cataluña

Los socialistas se desmarcan de la Constitución Española en Cataluña

martes 08 de octubre de 2019, 07:48h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

El líder de los socialistas en Cataluña se convirtió en el protagonista de la moción de censura, debatida y votada ayer, presentada por Lorena Roldán (Cs) contra el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra. Los números no daban y no sumaron; y aun así los socialistas se abstuvieron.

El socialista Iceta mantuvo un duro cara a cara con Roldán, intercambió pareceres con Cayetana Álvarez de Toledo (PP) y perdió la oportunidad de repetir la unidad constitucionalista de octubre de 2017 a pocos días de conocerse la sentencia del juicio del «procés». Como ruido de fondo, la campaña de las generales del 10-N.

Lo de menos fue el resultado. A favor de la moción de censura: 40 votos (Cs y PP); en contra: 76 votos (JpC, ERC, comunes y la CUP); y abstenciones: 17 votos (PSC). La cuarta iniciativa en el Parlamento de Cataluña (tras las de 1982, 2001 y 2005) para desbancar a un presidente autonómico estaba condenada al fracaso desde el mismo día que se anunció, por lo que la sesión parlamentaria se centró en ver si Roldán podía liderar el constitucionalismo y si este se dividía como consecuencia del voto del PSC.

Así, Iceta se convirtió en protagonista. Su intervención en el cara a cara con la líder de la formación naranja fue el momento más tenso del debate de la moción.

"La doblez del PSC desnuda a Pedro Sánchez".-

El editorial del diario El Mundo analiza este martes la posición del presidente en funciones Sánchez ante el desafío separatista :

"En el enésimo bandazo de su trayectoria,Pedro Sánchez ha decidido plantear su campaña para el 10-N cultivando un perfil alejado de cualquier veleidad con los nacionalistas. Pese a que el independentismo fue pieza clave de la moción de censura que aupó a Sánchez a La Moncloa, ahora trata de desmarcarse agitando la aplicación del artículo 155 o incluso recurriendo a la Ley de Seguridad Nacional. Sabemos que Sánchez es capaz de cualquier giro con tal de apuntalar su continuidad en el poder, pero los hechos son tozudos y se empeñan en contradecir la retórica del líder del PSOE. La moción de censura que ayer presentó Ciudadanos en el Parlament, aunque aritméticamente era inviable, tuvo la virtud de dejar al descubierto -una vez más- las dobleces del PSC. Iceta no solo se desmarcó de esta iniciativa, en un ejercicio de equidistancia que abochorna después de constatarse la deriva violenta del procés, sino que se permitió tildar de «totalitarios» a los dirigentes de Cs y del PP.

La moción auspiciada por Lorena Roldán, líder de Cs en Cataluña, no solo es pertinente sino que resulta oportuna después del encarcelamiento de siete miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) acusados de planear atentados terroristas. Que el movimiento independentista, que no ha dudado nunca en usar la presión de la calle para la consecución de sus objetivos políticos, derive ahora en amenaza para la seguridad del Estado constituye un motivo de peso para esperar de los socialistas un comportamiento a la altura de un partido con sentido de Estado. Sin embargo, Sánchez ha vuelto a incurrir en un ejercicio de hipocresía que, por otro lado, acredita el peso excesivo del PSC en Ferraz.

La posición de Sánchez ante el desafío separatista carecerá de credibilidad mientras no asuma la necesidad de sumar fuerzas con el bloque constitucionalista. Sin ambages ni subterfugios. Máxime teniendo en cuenta la voluntad de confrontación del Gobierno catalán y la imperiosa necesidad de frenar la tutela que el independentismo ejerce en el sistema educativo. De hecho, el inspector que derrotó judicialmente dos veces al Govern sostiene hoy en este periódico que la Inspección catalana no solo no vigila el adoctrinamiento, sino que es connivente con él. A ello se suma la necesaria unidad con la que los principales partidos deberán reaccionar a la previsible respuesta independentista a la sentencia del 1-O, que el Tribunal Supremo (TS) dictará en los próximos días. El fallo del TS afectará no solo a los 12 líderes secesionistas que se sentaron en el banquillo, sino a los otros seis que huyeron de España. No habría motivos, por tanto, para no reactivar la euroorden sobre Puigdemont tras la sentencia. Llegó la hora de hacer justicia".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Guada News

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Guadanews S.L.
C.P: 19001 - Calle Francisco Cuesta Numero 9
España / Guadalajara Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8