CASTILLA-LA MANCHA

Algo huele a podrido en el ayuntamiento de Puertollano

Según publica el digital miciudadreal.es

La corrupción secuestra al Pleno de Puertollano: histórico plantón de la oposición en protesta por la permanencia del secretario municipal imputado

Miércoles 29 de octubre de 2014
La sombra de la corrupción ha secuestrado al pleno de la corporación municipal de Puertollano celebrado esta tarde. La sesión ha sido histórica y ha escenificado la profunda crisis institucional, política y social de la ciudad minera. SIGUE

Jamás la oposición ha plantado, como lo ha hecho hoy, al equipo de Gobierno, tras la nueva crisis desatada por la ola de imputaciones en el caso Plaza de Toros. Y jamás un colectivo de trabajadores municipales ha colapsado el salón como lo han hecho los agentes de la policía local, que reclamaban, ataviados con camisetas reivindicativas, una mesa sectorial policial que sirva como plataforma de debate para sus reclamaciones laborales. Eso, sí, el PSOE ha aprobado por mayoría la congelación de tasas e impuestos prevista para 2015.

La presencia del secretario accidental del ayuntamiento, Juan Luis Vázquez Calvo, ha sido el detonante de un plantón histórico de la oposición que se ha ausentado dejando una imagen insólita a la par que esperpéntica: la de un salón de plenos en cuarentena, con los asientos que normalmente ocupan los concejales del PP e IU vacíos y la de un equipo de gobierno teniendo que lidiar con una difícil situación. Enfrente, la marea blanca de los policías locales y su mudo reproche, en el marco de uno de los conflictos laborales más crudos en la historia del Ayuntamiento

Tal y como informa el digital miciuadreal.es, los grupos municipales de Izquierda Unida y Partido Popular han decido no acudir al salón de plenos en protesta por su decisión de la alcaldesa, Mayte Fernández, de mantener en su puesto al secretario accidental, Juan Luis Vázquez Calvo, tras conocerse el contenido del auto del juzgado de instrucción número 1 de Puertollano que amplía la imputación de Vázquez, añadiendo los delitos de falsedad documental y contra la administración de justicia al de prevaricación por el que ya estaba imputado en el caso de las obras de la Plaza de Toros, junto a más técnicos y el ex alcalde Joaquín Hermoso Murillo.

Ha sido un pleno de la soledad para un equipo de Gobierno que miraba al público con rostros de tensión e incluso, en algunos casos, de incertidumbre y desconcierto. Y el pleno más amargo para el secretario accidental, que iba glosando sus pautas e indicaciones, ajeno en apariencia a su papel protagonista. Todos parecían cargar con el peso de la herencia de Hermoso. Todos parecían pensar en un oscuro legado, protegido, eso sí, bajo siete llaves de silencio.

Según afirma el digital miciudadreal.es, todo esta mañana hacía presagiar una sesión plenaria inusual. Por la mañana, los grupos de la oposición habían amenazado con no acudir al pleno si la alcaldesa de Puertollano no tomaba medidas contra el secretario. IU exigía el cese inmediato del secretario en su puesto y desde el grupo popular se veía con indignación que un imputado por presuntos delitos de falsedad documental y contra la administración de justicia siguiera ejerciendo sus funciones.

El desenlace ha sido el que se esperaba y el pleno comenzaba con la única presencia de los doce concejales del PSOE. Según dicta el reglamento de la administración local, basta que un tercio de la corporación esté presente para que haya quórum legal y el pleno salga adelante. Sin embargo, desde la óptica de la oposición, el que un secretario imputado por varios delitos continúe en su puesto siendo el fedatario de las actas plenarias carece de toda legitimidad moral. Como trasfondo de todo esto, el singular calvario que padece la clase política española ante el pandemónium incesante de casos de corrupción. De ahí que los grupos de la oposición huyan de ella como de la peste, escenificando un plante histórico en el pleno puertollanense.

“Estamos ante indicios de corrupción muy fundados” advertía Florentino López, portavoz de IU, tras la celebración del pleno. Ambos grupos de la oposición improvisaban sendas ruedas de prensa en las que justificaban su ausencia del pleno. Para Florentino López, la alcaldesa debería haber atajado de raíz el problema, cesando inmediatamente de su puesto al secretario accidental. Según su opinión, esta decisión es responsabilidad del alcalde “aunque luego haya que comunicarlo a la Dirección General de Administraciones Públicas” y añadía que desde IU lo más adecuado hubiera sido suspender el pleno, iniciar un expediente de cese del secretario y celebrar posteriores plenos con otro secretario de carácter provisional hasta que la justicia se pronuncie. Además, lanzaba un órdago al anunciar que IU no asistirá a ningún pleno, mesa de contratación o Junta de Portavoces hasta que el actual secretario cese en su puesto y éste sea ocupado por otro “sin mancha ni indicios de corrupción”.

Pero desde alcaldía se ha hecho caso omiso a la petición administrativa de los grupos de la oposición. Mayte Fernández se escuda en que pese a estar todo el día buscando información y pidiendo informes no posee capacidad legal “para cesar a un secretario accidental” ya que dicha decisión compete exclusivamente a la Dirección General de Administraciones Públicas. Por ello, anunciaba que dará traslado a este órgano del auto emitido por el juez “para que nos indique cuál es el procedimiento a seguir”. La alcaldesa insiste en que es la Dirección General “quien tiene la competencia de nombrar y revocar los nombramientos de habilitados nacionales, provisionales y accidentales como es este caso”.

Y concluía con el siguiente mensaje: “hasta que llegue ese momento, la vida municipal debe seguir funcionando y sin secretario no puede funcionar” haciendo hincapié en venideros asuntos que deben tratarse como los presupuestos municipales. Respecto a la imputación de los técnicos municipales, se limita a expresar que si hay algún funcionario “que haya cometido alguna irregularidad o delito ya está donde debe estar, ante un juez que determinará si hay juicio o no. La alcaldesa no debe juzgar los actos de nadie porque se ha dedicar a sus competencias”.

En términos similares se pronunciaba la portavoz de la oposición, María José Ciudad, quien insistía en que su formación fue la primera en solicitar en 2013 a la alcaldesa Mayte Fernández el cese del secretario accidental del Consistorio, una vez conocida su imputación. Ciudad ha subrayado que ya en las sesiones plenarias de 27 de noviembre de 2013 y 28 de mayo de 2014 preguntó a la alcaldesa sobre su intención de mantener en su puesto al primer funcionario de la casa consistorial, y que el pasado 30 de mayo registró un escrito preguntando a la regidora sobre sus intenciones al respecto, al cual Fernández respondió que no concurrían las circunstancias legales que incapacitaran al funcionario para el desarrollo de sus funciones.

Ciudad ha recordado que sólo la alcaldesa tiene capacidad para destituir y nombrar a un nuevo secretario accidental, y ha denunciado la “situación bochornosa” creada por la falta de respuesta del equipo de Gobierno socialista a lo largo de toda la jornada de hoy, insistiendo en que su grupo no puede sentarse en un pleno en el que da fe un secretario accidental tocado por la sombra de la falsedad documental.

La trama judicial que rodea la fragmentación en 69 partes del contrato de construcción del coso polivalente se antoja de consecuencias impredecibles, pero en el plano político hoy ha tenido un efecto inmediato: la ausencia del debate democrático, concluye el digital miciudadreal.es