9 de julio de 2020, 11:24:18
EN PORTADA


El PP se pone a menos de tres puntos del PSOE



Decae el estado de alarma y el país estrena a tientas una nueva normalidad precaria, con dos fantasmas en el horizonte: el rebrote del virus y el desastre económico. Un panorama en el que las opciones políticas se resitúan con el PSOE en cabeza, que volvería a vencer en los comicios con un 28,7% de los votos y el PP ganando terreno y pisándole los talones con una previsión del 26%. Apenas 2,7 puntos de diferencia entre ambos frente a los 7,2 que los separaron en las urnas del 10-N.

Esta es la principal conclusión de la encuesta del mes de junio de Sigma Dos para EL MUNDO.

El partido de Pablo Iglesias, ahora instalado en el Gobierno de coalición con el PSOE, lucha por no perder pie en el terreno de juego, pero su vaticinio electoral se sitúa casi un punto (0,8) por debajo de lo que obtuvo en las elecciones de noviembre y 2,3 puntos por debajo de lo que logró en las de abril de 2019.

Así, de acuerdo con la serie de encuestas de EL MUNDO, el PSOE ha perdido en poco más de dos meses buena parte del crédito que los ciudadanos le otorgaban en abril, en los momentos duros de la pandemia, cuando llegó a rozar una intención de voto del 32%.

Ahora regresa Pedro Sánchez a la cota que obtuvo hace 14 meses, en las elecciones del 26-A, que no se consumaron con la formación de Gobierno y condujeron de nuevo a los españoles a las urnas del 10-N.

En esta encuesta, sin duda, los mejor parados son los populares, que mejoran con claridad los resultados de las dos últimas confrontaciones, probablemente gracias a un trasvase de votos de Vox. Ahora lograrían el 26% de las papeletas, una de cada cuatro, y se colocarían a menos de tres puntos de distancia de los socialistas. Superarían así en más de cinco puntos el resultado del 10-N y en más de nueve el del 26-A.

Por lo que se refiere a las fuerzas catalanas -ERC y JxCat-, se aprecia un retroceso respecto a las urnas de noviembre, de medio punto en el caso de los republicanos y de dos décimas en el de los herederos de la antigua Convergència.

La tendencia al descenso es más sostenida y acusada en el caso de ERC. Probablemente su acercamiento en los últimos meses al PSOE ha propiciado un trasvase de votos hacia el socialismo catalán y quizá también hacia la oferta mucho más radical de la CUP, habida cuenta de que de la caída de apoyo que registran los de Junqueras no se beneficia la fuerza secesionista hermana, JxCat con la que comparte en tensa alianza los sillones de la Generalitat.
Guada News.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.guadanews.es