26 de noviembre de 2020, 7:22:46
CASTILLA-LA MANCHA


Castilla La Mancha es la comunidad autónoma de España con mayor tasa de letalidad por coronavirus, con un 17,23%

Por REDACCION


El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha indicado que la prioridad de los ‘populares’ es “salvar vidas” por lo que cualquier acuerdo con el Gobierno de Emiliano García-Page pasa por que “de manera prioritaria, como pilar fundamental y como inicio de cualquier negociación” haya un refuerzo para garantizar la Sanidad en la región, ya que Castilla-La Mancha es la Comunidad Autónoma con mayor tasa de letalidad del país, con un 17,23%.

Así se ha referido Núñez en una rueda de prensa telemática, donde ha señalado que la realidad del Gobierno de Page ha sido que “no ha escuchado a nadie”, ni a profesores, sanitarios, empresarios, ni oposición, cerrando “las puertas del Palacio de Fuensalida” y “anclándose al sillón”.

El líder del PP-CLM ha aseverado que no tiene ninguna intención de fotografiarse con Page, pero si tiene toda la voluntad política de llegar a un acuerdo con la sociedad castellano-manchega y con el Gobierno autonómico para “garantizar la viabilidad económica y social de la región, garantizando la atención sanitaria y una educación con calidad”.

Para Núñez es imprescindible garantizar que se amplíe el número de profesionales sanitarios en los centros de la región, además que los incorporados para luchar contra la pandemia se queden en el servicio de salud, ya que cualquier acuerdo entre el PP y el Gobierno debe pasar por garantizar la atención sanitaria y dotar a la Sanidad de un nuevo presupuesto que sea suficiente para afrontar esta situación, así como proporcionar suficientes equipos de protección a los profesionales.

El líder de los ‘populares’ ha recordado que hay “innumerables patologías” que ahora hay que atender de manera urgente, ya que los pacientes llevan 2 meses esperando y sufriendo un retraso “aún mayor del que ya tenían previo al coronavirus”, por lo que se hace necesario un programa de choque para reducir las listas de espera, algo que “requiere de presupuesto”.

TRES REQUISITOS IMPRESCINDIBLES PARA EL PP-CLM

Para el Partido Popular de Castilla-La Mancha hay tres requisitos imprescindibles para llegar a un acuerdo con el Gobierno regional: nueva Ley de Presupuestos, contar con la sociedad civil y conocer la fotografía real de la Comunidad Autónoma.

El primero es una nueva Ley de Presupuestos para que cualquier medida que se acuerde tenga reflejo presupuestario y se pueda implementar, ya que es urgente llegar a un acuerdo con presupuesto para plantear medidas que mejoren la atención sanitaria, se mantengan los empleos y se garantice la recuperación económica, manteniendo la protección social, ayudando al Tercer Sector o garantizar que el curso acaba y empieza en septiembre con garantías.

El segundo es contar con la sociedad civil de Castilla-La Mancha, ya que Page debe escuchar a todos los colectivos a la hora de tomar decisiones en un momento tan excepcional, que es el más duro para Castilla-La Mancha “dese que somos autonomía”, por lo que es vital para afrontar cualquier tipo de acuerdo con el objetivo de “escuchar a la gente que sabe, que vive el problema y tiene la solución a su problema” y que “necesita un Gobierno con decisión que la implemente”.

Esto es algo que ya ha hecho el PP-CLM, que en las últimas semanas se ha reunido con más de 200 colectivos de todos los sectores de la región, para escuchar sus propuestas y con las que los ‘populares’ han elaborado un documento –que se suma a las 100 propuestas desoídas por el Gobierno de Page-- con 200 propuestas más “que no son del PP, sino que nacen de las reuniones con la sociedad y los colectivos que representan a los castellano-manchegos”. Entre estos sectores, destacan sanitarios, agricultores, ganaderos, regantes, autónomos, hosteleros, agencias de viajes, empresarios, autónomos, pymes, profesores, sindicatos educativos, representantes de la cultura, el deporte, la justicia, ONGs, Tercer Sector, cazadores, sector taurino o ganaderos.

Y el tercer requisito es conocer la foto fija de la región para poder hacer un acuerdo serio, real y riguroso. El PP-CLM ha pedido ya hasta 92 informes al Gobierno regional, que van desde la evolución epidemiológica de la enfermedad, la evolución de los ERTES por comarcas, la situación del desempleo por provincias, la evolución del presupuesto regional o qué tipo de caída de ingresos se prevé para 2020, ya que los ‘populares’ no quieren “humo, ni pactos vacíos”, si no medidas realistas con reflejo presupuestario y que se puedan implementar.

Núñez ha recordado que el PP-CLM lleva “semana y media” que el Gobierno regional se reúna con el principal partido de la oposición para analizar cuál es la situación economía o sanitaria de Castilla-La Mancha, y el Ejecutivo autonómico lleva todo este tiempo “no queriendo reunirse con el PP”, por lo que “seguiremos escribiendo a diario al Gobierno para esta reunión”.

Paco Núñez ha pedido al Gobierno de Page que “abandone la soberbia y la falta de humanidad” y deje de “reñir a todo el mundo” y que se preocupe por “gobernar Castilla-La Mancha y gestionar sus recursos”, escuchando a los castellano-manchegos y a la oposición.

TASA DE MORTALIDAD EN CLM

De otro lado, el líder del PP-CLM ha lamentado que la región cuente con 1.393 fallecidos por cada millón de habitantes, lo que supone más de un 17% de tasa de letalidad en Castilla-La Mancha, lo que lleva a la Comunidad Autónoma al primer puesto en mortalidad.

Castilla-La Mancha cuenta con más de 2.800 fallecidos por COVID-19, además de más de 25.000 contagiados, y según el informe de seroprevalencia del Gobierno de España, de las siete provincias más afectadas del país, cuatro son de Castilla-La Mancha.

Núñez ha indicado que “lo cierto y verdad” es que en la región siguen faltando EPIs “de calidad y en cantidad” para los profesionales sanitarios y sociosanitarios, además de que no se están realizando test masivos para la población, algo que ha pedido el PP-CLM en infinidad de ocasiones, como mejor elemento para planificar la desescalada y “salvar vidas”.

Además, la región está sufriendo una enorme incertidumbre y falta de transparencia en torno a los criterios para decidir que provincias pasan de fase, por lo que ha pedido a Page que “no genere falsas expectativas” a los castellano-manchegos, ya que muchos negocios estaban preparando sus instalaciones porque el Gobierno regional decía que Castilla-La Mancha pasaba fase y al final fue “un jarro de agua fría” y un “nuevo perjuicio económico para los negocios”.

PROPUESTAS DESOÍDAS POR EL GOBIERNO DE PAGE

Núñez ha recordado algunas de las medidas trasladadas al Gobierno de Page, por los canales establecidos, y que han sido desoídas por el Ejecutivo autonómico.

Entre ellas, el 11 de marzo, antes de la declaración del Estado de Alarma, el PP-CLM pidió a Page que reclamase a Sánchez los 135 millones que adeuda el Gobierno central a Castilla-La Mancha en concepto de IVA y que se destinaran a la compra de material sanitario y su respuesta fue “mandar a todos los portavoces del PSOE a reírse de la propuesta”.

El 13 de marzo, el PP reclamó a Page que medicalizara las residencias de mayores, así como poner en marcha un plan económico para salvar a las pymes y a los autónomos antes la crisis económica; el 17 de marzo se reclamó que pidiera colaboración a la Universidad para la realización de test en sus laboratorios o que realizara una compra masiva de EPIs para que no faltaran durante el pico de la pandemia.

El 18 de marzo, Núñez pidió a Page que habilitase una red de áreas de servicio para los transportistas; el 19 de marzo que se escuchara a las farmacias, con propuestas como que las recetas crónicas se ampliaran un mes o que se permitiera atención domiciliaria a los pacientes que no se podían desplazar o el 21 de marzo se exigió al Gobierno que pagase las deudas que tiene con el sector ganadero y agrícola desde 2016.

Por su parte, el 22 de marzo se plantearon dos propuestas fundamentales: la realización de test masivos a la población y la apertura del nuevo Hospital Universitario de Toledo, copiando el modelo de IFEMA en Madrid.

El 28 de marzo el PP-CLM exigió la realización de test masivos en las residencias de mayores a trabajadores y usuarios o un plan de apoyo a la hostelería, un plan de ayuda al campo o que se facilitara material electrónico a los alumnos para que no existiera brecha digital en la región. El 30 de marzo el PP pidió que hubiera reducciones en el tramo autonómico del IRPF y el 2 de abril que el Gobierno pagara la cuota de autónomos de tres meses, así como una bajada generalizada de impuestos.

El 13 de abril, Núñez reclamó un nuevo presupuesto para la nueva realidad de Castilla-La Mancha o un programa de refuerzo de la Atención Primaria, que hoy se hace “más necesario que nunca” ya que en la desescalada este sector “toma un protagonismo fundamental”.

Por último, Paco Núñez ha vuelto a instar a Page a que declare el luto oficial en Castilla-La Mancha, como homenaje a los más de 2.800 fallecidos por la pandemia. Además, ha insistido en su propuesta de conceder una sola condecoración el Día de la Región, entregando la medalla de oro de Castilla-La Mancha al conjunto de los castellano-manchegos por su comportamiento responsable y ejemplar ante la pandemia.
Guada News.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.guadanews.es