19 de febrero de 2020, 9:27:54
CASTILLA-LA MANCHA


Las administraciones locales de CLM destruyen más de 9.750 empleos en el primer semestre de 2019

Por REDACCION


Las administraciones locales de Castilla-La Mancha perdieron 9.759 trabajadores en el primer semestre de 2019 de acuerdo a los datos del Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas (BEPSAP), que ha sido publicado este viernes por el Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) constata que, lejos de revertirse, la destrucción de empleo se acentúa con este dramático balance que deja el número total de empleados públicos en la región en 120.791.

Precisamente los ayuntamientos lideraban la creación de empleo a 1 de enero de 2019 con el récord semestral de contratación de los últimos diez años, con 9.496 nuevos puestos de trabajo coincidiendo con la cercanía del periodo electoral. Sin embargo, pasaba de 39.936 a 30.177 efectivos a fecha de 1 de julio de 2019: en un semestre destruyó lo que había creado.

Dentro de las 120.791 personas al servicio de las Administraciones públicas en la región, 30.841 corresponden al sector educativo, el único que tuvo un incremento significativo, con 839 empleados más, aunque no lo suficiente para solucionar los problemas de la educación pública de la región.

Por otra parte, la Administración General del Estado continúa mostrando graves carencias con 17.291 empleados públicos; el tímido incremento de 291 puestos de trabajo no palían la elevada media de edad de este sector, que a pesar de las Ofertas Públicas de Empleo necesita ver incrementada de manera urgente su plantilla para hacer frente a las próximas jubilaciones.

En la Universidad de Castilla-La Mancha se constató un aumentó de 106 personas en el primer semestre del pasado año, mientras que en la Administración de la Comunidad Autónoma sólo aumentó la plantilla en 12 personas.

En el ámbito sanitario, el BEPSAP ha procedido a un método del cálculo de efectivos del personal eventual registrando actualmente sólo a los de larga duración, lo que provoca que haya una diferencia de 4.455 empleados respecto al semestre anterior cuando se contabilizaban los eventuales de corta duración que estaban contratados.

Por provincias, el BEPSAP revela que Toledo, con 38.794 empleados públicos, perdió 3.692 puestos de trabajo en las administraciones locales.

Le sigue Ciudad Real, con 31.114 empleados públicos y 3.124 trabajadores menos en las corporaciones locales.

En Albacete, con 24.548 empleados públicos, se registraron 1.766 empleados menos en administración local.

Guadalajara cuenta con 13.537 empleados públicos; 785 menos en ayuntamientos.

Cuenca es la provincia con menos trabajadores al servicio de las administraciones públicas y contabilizó una pérdida de 392 puestos en las corporaciones locales.

Para CSIF, esta importante disminución del número de empleados públicos muestra la temporalidad a la que se ve sometida la Función Pública.
Guada News.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.guadanews.es