6 de julio de 2020, 12:14:44
MOTOR


Óscar Fuertes y Diego Vallejo cierran la mejor etapa de SsangYong en el Dakar

Por REDACCION


“Hoy hemos hecho un etapón”. Felices, risueños y satisfechos, Óscar Fuertes y Diego Vallejo se estrechaban la mano, sonrientes, nada más terminar la quinta etapa del Dakar 2020, todavía con los cascos en el regazo. La escena resumía mejor que mil palabras la tremenda sintonía en la cabina del SsangYong entre el piloto madrileño y el copiloto gallego, encantados con su propio desempeño y con el comportamiento del Korando DKR, que se ha encontrado como pez en el agua sobre la arena.

La pareja de SsangYong Motorsport ha empleado 5 horas y 2 minutos para completar los 353 kilómetros de la complicada etapa de este jueves, a poco más de una hora del vencedor del día, Carlos Sainz. Por segunda jornada consecutiva, Fuertes y Vallejo han repetido la 29ª posición en la etapa, un resultado sobresaliente que les afianza en el 24º puesto de la general, en plena lucha por el top 20 con un grupo de pilotos en un pañuelo. El Korando se mantiene quinto entre los T1.3 (todoterreno modificados gasolina de dos ruedas motrices), y sus pilotos son terceros entre los españoles, sólo por detrás de Sainz y Fernando Alonso.

En la primera especial del Dakar saudí con un elevado porcentaje de kilómetros sobre arena y dunas, Óscar Fuertes ha conducido “de lujo” –así ha descrito Vallejo el pilotaje de su compañero– y Diego Vallejo ha vuelto a clavar la navegación, en la tercera etapa del rally, en que los pilotos han recibido el roadbook el mismo día por la mañana. “Le he dicho a Óscar que ha sido nuestra mejor etapa en los tres Dakares que hemos hecho. La especial ha sido muy ‘limpia’, sin bajarnos del coche en ningún momento, y, sobre todo, disfrutando un montón”, explica el copiloto lucense.

Además, el recorrido sobre la arena ha minimizado bastante el problema del polvo en suspensión. “Por primera vez, el polvo nos ha respetado”, confirma Fuertes, que ha alabado el comportamiento del Dragón sobre la arena. “La etapa ha sido durísima y nos ha salido muy bien. El SsangYong Korando DKR se está portando como un jabato. Le damos mucha caña, minutos y minutos con el acelerador a fondo, golpes y más golpes, y el coche no se queja ni dice ni mu”, ilustra el ex campeón de España de rallys.

Fuertes y Vallejo ya acumulan 23 horas, 47 minutos y 39 segundos de competición en las cinco etapas realizadas, una media de casi cinco horas diarias de carrera. “Nos estamos divirtiendo mucho, sobre todo porque el Korando DKR es una pasada. Eso sí, estamos agotados, porque son muchas horas y se empieza a notar lo que arrastramos de los días anteriores. Pero, después de un etapón así, estamos muy contentos”, valora el piloto madrileño.

Sin pausa, el Dakar afronta este viernes la sexta etapa, entre Ha’il y Riad, con 830 kilómetros, de los cuales 477 correspondientes a la especial cronometrada. Será la jornada más larga de la prueba hasta ahora, el preludio a la merecida jornada de descanso en la capital saudita (el sábado día 11), y un nuevo capítulo en la épica e inmaculada trayectoria de SsangYong Motorsport en la carrera más dura del mundo.

Guada News.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.guadanews.es