20 de noviembre de 2019, 7:17:22
EN PORTADA

El bloque de centro-derecha suma hasta diez escaños más que el de la izquierda, y se sitúa 800.000 votos por encima


El PSOE pincha, Ciudadanos se derrumba, el PP se mantiene y Vox se dispara

Por REDACCION


Los partidos entran en la recta final de la campaña, en la que se deciden el 20 por ciento de los votos a las candidaturas al Congreso. De aquí al domingo 10 de noviembre puede haber aún movimientos de voto significativos, pero con la meta final ya a la vista aparece un PSOE pinchado, que puede conseguir menos escaños que en abril, mientras que su principal adversario, el Partido Popular, llega fuerte con una clara subida respecto a los pasados comicios, aunque en los últimos días ha frenado ese ascenso, según el último barómetro de ABC/GAD3.

Al mismo tiempo, Ciudadanos llega derrumbado a este esprint final, con una fuga constante de electores, y Vox saca provecho del malestar por los disturbios en Cataluña y por la exhumación de los restos de Franco para acelerar su crecimiento. Unidas Podemos cae y queda lejos de su resultado de abril.

Todos los partidos están lejos de la mayoría, pero el centro-derecha gana a la izquierda en número de votos y de escaños. El bloque formado por el PP, Ciudadanos, Vox y Navarra Suma supera los 11 millones de votos, según los datos de la encuesta. El bloque de la izquierda, donde estarían incluidos el PSOE, Unidas Podemos y Más País, se quedaría con 10,2 millones de votos. Es decir, el centro-derecha ganaría las elecciones a la izquierda por un total de 800.000 votos.

En número de escaños, el centro-derecha también gana a la izquierda. En total, el PP, Ciudadanos, Vox y Navarra Suma tendrían entre 158 y 161 escaños, mientras que la izquierda se quedaría entre 151 y 157. En la horquilla más amplia la diferencia podría ser de diez diputados.

Esa victoria, sin embargo, no serviría al bloque del centro-derecha para formar una mayoría capaz de formar Gobierno, ya que la izquierda podría pactar con los independentistas e incluso con Bildu para imponerse.

El trabajo de campo de este barómetro se realizó entre los días 14 y 31 de octubre, es decir desde la publicación de la sentencia del Tribunal Supremo en el juicio del desafío independentista hasta el pasado jueves, un día antes del comienzo de la campaña electoral, y está hecho con 7.900 entrevistas en toda España.

El PSOE llega al 10-N exhausto, con muchas posibilidades de quedarse por debajo de los 123 escaños que sumó el 28 de abril. Sánchez apostó por una repetición electoral, para salir más reforzado, pero puede salirle muy caro. En este momento estaría entre 120 y 123 diputados, con un 27,4 por ciento de estimación de voto, por debajo del 28,7 por ciento que logró en abril.
Guada News.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.guadanews.es