24 de septiembre de 2020, 15:50:58
GUADALAJARA


La experiencia de una voluntaria de Cruz Roja de Guadalajara en Grecia

Hasta el momento, 55 delegados de emergencias han integrado el operativo humanitario de Cruz Roja Española en Grecia

Por REDACCION


Cruz Roja Española participa activamente en este operativo. De hecho, hasta la fecha, ha atendido a 13.500 personas refugiadas y migrantes a través de las Unidades Móviles de Salud que mantiene desplegadas desde el pasado mes de septiembre en las islas griegas de Samos y Chíos. Las islas griegas constituyen el principal punto de acceso para cientos de miles de personas que tratan de llegar a Europa escapando de conflictos como el de Siria, Afganistán o Irak.


Hasta el momento, 55 delegados de emergencias han integrado el operativo humanitario de Cruz Roja Española en Grecia, trabajando en estrecha colaboración con la Cruz Roja Griega y el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. La Unidad Móvil de Salud de Samos ya está siendo gestionada por la Cruz Roja Griega y, a partir de abril, también se encargará de la atención de salud en Chíos. Entre éstos delegados, dos fueron desplegados desde Cruz Roja Guadalajara. Pablo Arias, en una primera rotación, y Mónica Correa, ya en la capital alcarreña tras tres semanas de misión.

Precisamente ayer, Mónica trasladaba a los voluntarios del Grupo de Apoyo Psicosocial de Cruz Roja Guadalajara su experiencia en Chíos en el conocido como Child Free Space encargado de la atención psicosocial a niños y niñas llegados a la isla en calidad de personas refugiadas en tránsito.

Y es que más allá de la ayuda humanitaria material, el trabajo con los menores ha sido intenso. No hay que olvidar que muchas de estas personas, familias con niños pequeños en muchos casos, escapan de situaciones de una guerra acometiendo una travesía de miles de kilómetros.

Según explica Correa, Educadora Social de profesión, la actividad en este espacio desplegado por Cruz Roja Española pasa por brindarles un apoyo psicosocial que favorezca a estos niños a normalizar y entender su situación, ayudándoles a sentirse protegidos a través de actividades lúdicas propias de sus edades. Y es ésta protección la que ejerce un efecto muy positivo entre sus padres, contribuyendo a la sensación de bienestar de la familia y, por lo tanto, a la reducción del estrés. Apunta Mónica Correa, desplegada tres semanas en el mes de enero de este año, que era precisamente la sonrisa la que marcaba un antes y un después a su llegada al Espacio de Cruz Roja.

Pero la actividad de Cruz Roja Española en Chíos tenía como objetivo también el fortalecimiento de la Sociedad Nacional de la Cruz Roja en Grecia a través del entrenamiento de grupos de voluntarios en Atención Psicosocial. El fin, dar continuidad a esta labor de apoyo actuando también como multiplicadores de los conocimientos y formando a los miembros de la Cruz Roja Helénica.



Apoyo a la Cruz Roja Serbia


En estos momentos, una de las principales preocupaciones de Cruz Roja ante esta crisis de refugiados es la bajada de las temperaturas. El mal tiempo pone en riesgo la vida de cientos de miles de refugiados que se encuentran desplazándose por Europa. Por este motivo, Cruz Roja urge a los gobiernos para que tomen medidas para proteger a las personas que buscan seguridad y cubrir sus necesidades básicas.

La hipotermia es una de principales preocupaciones sanitarias para estos cientos de miles de personas que se encuentran ahora en Europa central y los Balcanes, fundamentalmente para las personas mayores, la infancia y aquellos que padecen otras enfermedades o dolencias.

Uno de los puntos de tránsito más complicados en la ruta de los refugiados son los pasos naturales a través de los Balcanes, donde centenares de personas se quedan aisladas y a expensas de las inclemencias naturales. Cruz Roja Española está apoyando a la Cruz Roja Serbia en su programa de rescate en alta montaña. Este servicio de búsqueda y rescate, además de proporcionar primeros auxilios, incluye información para los refugiados y transporte desde las zonas de montaña hasta pueblos y ciudades cercanas.

Los equipos médicos de Cruz Roja también temen el impacto psicológico del empeoramiento de las condiciones de estas personas, que ya escapan de guerras o de pobreza extrema.

Cruz Roja prioriza en estos momentos ayuda básica como comidas calientes, cobijo, abrigo, mantas o sacos de dormir. De igual modo se están reforzando las unidades móviles de salud a lo largo de las distintas rutas de tránsito.

Guada News.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.guadanews.es